Las fechas y horarios de la Rosh Hashaná para 2018, 2019 y 2020.


Las fechas y horarios de la Rosh Hashaná para 2018, 2019 y 2020.





Rosh Hashaná 2018 2019 2020
inicio Domingo 9 Septiembre 19h59 Domingo 29 Septiembre 19h17 Viernes 18 de septiembre 19h38
Fin Martes 11 de septiembre 21h01 Martes 1 de octubre 20h18 Domingo 20 Septiembre 20h40


El origen de una festividad con dimensiones morales

Rosh Hashaná, que significa literalmente "Cabeza del Año" en hebreo, se refiere al Año Nuevo Judío. En el calendario hebreo, el año nuevo comienza el día de Rosh Hashaná, una celebración que conmemora el aniversario de la creación del mundo.

La idea de contar desde la creación del mundo apareció tardíamente en el judaísmo. Surge del deseo de desmarcarse del calendario cristiano que comienza con Jesús.

Esta fiesta, que dura 2 días, suele tener lugar entre septiembre y octubre (de forma más amplia entre finales de verano y principios de otoño), comienza al anochecer de la vigilia y termina 2 días después.

Los diez días siguientes son jornadas de penitencia antes de la fiesta de Yom Kipur, el Gran Perdón. Es un período dedicado a las oraciones para pedir perdón a Dios.

Por lo tanto, el Rosh Hashaná es considerado como el día del juicio y el Kipur como el día del perdón.

Celebración religiosa

La celebración de Rosh Hashaná supone una oportunidad para hacer balance del año pasado, para proceder a un examen de conciencia a la luz de los valores judíos.

Cada cual reflexiona sobre sus metas en la vida, y toma buenas resoluciones confiando en la autoridad divina, que sigue siendo el único juez de las acciones pasadas.

Rosh Hashaná insiste en la importancia de la Tefila, la oración y en su influencia positiva en el alma humana, pero también en la caridad y la solidaridad con los demás (Tsedaka).

Estos dos días comienzan con la oración de la mañana y el zumbido del shofar, el cuerno de carnero del que se extraen una serie de sonidos bien definidos. La historia cuenta que Dios le pidió a Abraham que ofreciera a su hijo como sacrificio. Cuando el profeta estaba a punto de obedecer, un ángel reemplazó a su hijo por un carnero.

El Baal Tekya, la persona responsable de este momento, considerado como uno de los más solemnes del año judío, hace sonar el shofar varias veces para recordar a los fieles el sacrificio de Abraham.

La gente se reúne para escuchar estos tonos de llamada. Estos sonidos animan a los fieles a meditar y de este modo le recuerdan a cada judío que él mismo es el artesano de su futuro.

Los judíos suelen vestirse de blanco para ir a la sinagoga. Esta tradición refleja la voluntad de los hombres de acercarse a Dios purificándose de sus pecados.

Por la tarde, se practica el Tashlikh, una tradición que consiste en ir a la orilla de un río u otro punto de agua para recitar versos. Esta costumbre relativamente reciente (data del siglo XVI) se refiere a la purificación del agua, que absuelve de las faltas, a las que hace desaparecer en el fondo del agua.

La tradición festiva de Rosh Hashaná

Si bien el énfasis puesto en la culpa humana y en el juicio divino le da al Rosh Hashaná un cariz algo austero y solemne, no por ello la fiesta pierde en alegría, y también es la ocasión de celebrar reuniones familiares con comidas festivas.

Las tradiciones difieren de una comunidad a otra. Entre los ashkenazis o judíos de Europa del Este, se bañan en miel gajos de manzana, deseando a los demás un año tan dulce como esta fruta endulzada.

Entre los sefardíes, principalmente de España y de los países árabes, la fiesta está marcada por un verdadero banquete que dura dos días, con omnipresencia de la manzana bañada en miel.

Con motivo de la celebración de Rosh Hashaná, se envían tarjetas de felicitación deseando un "Feliz Año Nuevo".